Mapa web
 
 
Causas habituales dolor de garganta

Infecciones

Las principales causas de dolor de garganta son las infecciones, que pueden afectar a la faringe (faringitis), a las amígdalas (amigdalitis) o a la laringe (laringitis) y ocurren, principalmente, en invierno.

Las infecciones de origen bacteriano pueden identificarse por la presencia de fiebre alta, placas blancas (de pus) en las amígdalas, ganglios dolorosos en el cuello y ausencia de tos. La bacteria más frecuentemente implicada es el estreptococo, que puede detectarse en la consulta o en un servicio de urgencias mediante una prueba rápida en una muestra de secreción faríngea.

En cambio, cuando el origen es vírico la tos puede y suele estar presente, y en las horas siguientes a la aparición del dolor de garganta aparece también congestión nasal y/o dolor de cabeza.

El virus de la mononucleosis infecciosa (conocida como enfermedad del beso) se caracteriza porque presenta faringoamigdalitis acompañada de fiebre alta y ganglios, rash cutáneo característico después de la toma de antibióticos y por la duración del cuadro (hasta 8 semanas). Para confirmar el diagnóstico es necesaria una analítica.

Alergia

La alergia puede ser otra de las causas frecuentes del dolor de garganta, más común en primavera y en otoño, que consiste en una reacción del sistema inmunológico a algún estímulo que el cuerpo reconoce como extraño. Las sustancias que pueden causar reacciones son los ácaros del polvo, el polen, el pelo de animales (perros y gatos), algunos alimentos, los medicamentos y las picaduras de insecto.

La alergia puede provocar, entre otros síntomas, goteo nasal (que producirá el dolor de garganta), estornudos, erupciones en la piel y asma.  No siempre es fácil el diagnóstico, aunque la persistencia de los síntomas mientras dure la exposición al estímulo y la existencia de varios de ellos pueden ayudar al diagnóstico.

Otras causas de dolor de garganta:

  • El muguet es una infección por hongos que puede afectar a la lengua, toda la boca y al resto de la garganta.
  • Una herida en la mucosa faríngea producida por un cuerpo extraño (p. ej., espina de pescado) puede provocar también dolor de garganta.
  • Los factores irritativos (agotamiento, sobrecarga, tensión muscular, exposición sostenida al humo del tabaco u otros contaminantes) pueden causar dolor de garganta

  • Hay algunas causas de cronificación del dolor y la inflamación como un mal uso de la voz, el hábito tabáquico y la respiración por la boca, especialmente durante la noche (ronquidos).
  • ERGE (enfermedad por reflujo gastroesofágico): ácido fabricado en el estómago que refluye hasta la garganta provocando irritación y dolor.
  • Tos persistente: irritación por causa desconocida.
  • Tiroiditis: inflamación de la glándula tiroides (situada por delante de la laringe).
  • Tumores faríngeos.

Si un dolor de garganta no mejora después de haber seguido los consejos que se indicarán, consulte al médico para que le pueda realizar las exploraciones adecuadas (vea el apartado signos de alarma).

Bibliografía:

Farreras-Rozman: Medicina Interna, 17ª Edición. Ediciones Harcourt S.A. 2012. Martín Zurro, A. Y Cano Pérez, J.F. Atención Primaria. Conceptos, organización y práctica clínica. Sexta edición. Elsevier, 2008

Sección no susceptible de revisión por la autoridad sanitaria.